"La mirada del artista puede ser crítica, pero no es nunca acusatoria ni resentida." Roland Barthes

miércoles, 13 de abril de 2016

El Principio de Arquímedes


Un instructor de natación que trabaja con chicos es puesto bajo la mira tras un episodio que permanece en la ambigüedad. Padres, colegas e incluso los propios alumnos sospechan de él, lo interrogan y lo atacan. Varios límites se ponen en cuestión: el de la vida privada, el de la relación con los chicos, el de los usos de las nuevas tecnologías para comunicarse y, sobre el escenario, el de las formas posibles de narrar esta historia.

En la escuela nos enseñan que, si ponemos un lápiz en un vaso con agua, la parte que queda sumergida se ve en un ángulo diferente de la parte que queda fuera y da la sensación de que el lápiz estuviese quebrado. Un efecto similar se pone en marcha sobre el escenario, donde el juego de luces parece refractar las escenas espejadas y en desorden.

La reconstrucción del relato queda a cargo del público. A partir de esos fragmentos que, como empujados por la marea, van y vienen en una y otra dirección, se regenera la historia: una anécdota, acaso, un gesto que podría haber pasado desapercibido, pero que en cambio muta en malentendido y se convierte en una persecución a medida que se va refractando en los ojos, los pensamientos y las opiniones vertidas en las redes sociales.

Las luces y el sonido, conjugados con la invitación a desentrañar el orden en el que se suceden las escenas y la pregunta latente por la verdadera naturaleza de los hechos que permanecen inaccesibles, interpelan fuertemente al público.

La desconfianza es el motor de unos personajes que se debaten entre la denuncia legítima y la paranoia ante un caso del que no se generan pruebas sino crecientes sospechas. Como una gota caída en el centro de una de las piletas del natatorio, esa anécdota primera reverbera hacia la periferia y demuestra tener un peso inesperado cuando, al llegar a los extremos, el agua desborda inconteniblemente.

EL PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES

Texto: Josep María Miró
Dirección: Corina Fiorillo 
Elenco: Beatriz Spelzini, Martín Slipak , Nelson Rueda, Luis Gritti 
Música Original: Rony Keselman

Xirgu - Espacio Untref: Chacabuco 875 (CABA)
Sábados 21 hs y domingos 20.30 hs.
Entradas: $250